El gran cambio de la Imagen de Volkswagen

Alexis Medina/ Noticias

Desde hace unas Volkswagen había anunciado este refrescamiento que muchos dicen es el trabajo de rebranding más grande del mundo, esto debido al tamaño de la empresa y las miles de aplicaciones que la misma tiene. Se prevé que la aplicación de esta nueva imagen finalice en el 2020. Esta nueva imagen fue presentada el 9 de septiembre en Volkswagen Night previa al Salón de Frankfurt, Alemania.

Esta icónica marca que venía manejando un concepto skeumorfico en su distintivo (si no sabes lo que esta palabra significa aquí te hablo de ella) se vio en la necesidad de redefinir su marca debido a que ahora se enfocaran en la tecnología eléctrica, interconectada y con un balance de carbono neutral. Esto supone no solo un cambio en su distintivo, sino también, a todo su ecosistema de marca. Un cambio abocado a una experiencia de usuario moderna y auténtica.

Podemos ver que este refrescamiento ha llevado a la mínima expresión los rasgos de la marca distintiva, un concepto plano, delgado, estilizado y elegante. El uso de la luz es clave en la aplicación del concepto ya que le da un carácter futurista. Por otro lado, amplia, facilita y reduce gastos de reproducción y adaptación de la marca en diversidad de soportes en comparación a su antigua imagen. También vemos una simplificación cromática a solo dos tonos de azul bastante consistentes con el concepto y de alto contraste.

Sin embargo, no podemos ignorar el hecho de que este nuevo distintivo se asemeja un poco a su versión del año 1967 pero no es el mismo. Este nuevo concepto se apega a las necesidades que tiene la compañía actualmente y lo que busca transmitir, además, que mejor que hacer un refrescamiento, que como siempre, no se despega gráficamente de su icónico monograma VW tan familiar para nosotros.

Ahora pasando al ecosistema gráfico de la marca se aplicaron rasgos sumamente simples, limpios, con trazos y tipografías finas acompañado de fotografías cálidas y animaciones que parecen adaptarse a su entorno fluidamente. Es un concepto que se apega a las tendencias minimalistas, pero con características que lo vuelven revolucionario como por ejemplo el ya mencionado uso de la luz en el emblema de los vehículos, su marco responsivo sellado por el distintivo y la forma en la que se comporta la marca en espacios físicos. Parece que la luz es el nuevo cromo de la marca.

Te estarás preguntando ¿Quiénes estuvieron detrás de este desarrollo de rebranding?

Pues no por nada es considerado como ya dije el mayor trabajo de rebranding del mundo, todos los fundamentos estratégicos de la nueva imagen de marca no fueron desarrolladas por agencias externas, sino por un equipo conjunto de Diseño y Marketing de Volkswagen que es gigantesco. La compañía integro todos lo departamentos bajo una estrategia especialmente desarrollada para cumplir con el proceso de diseño en tan solo 9 meses. Un total de 19 equipos internos y 17 agencias externas participaron en el proyecto. Toda esta gente fue necesaria debido a que estaban involucrados 171 mercados, sin mencionar que se deben reemplazar aproximadamente 70.000 distintivos de 10.000 oficinas, concesionarios y socios de todo el mundo.

Para finalizar en toda esta estrategia monumental se desarrollo por primera vez un logo acústico marcara todas las presentaciones de la marca en medios audiovisuales incluyendo también a los vehículos. Otra renovación es la voz masculina que ha caracterizado a la compañía para sus presentaciones publicitarias, ahora será una voz femenina cálida, agradable y confiada la que hablará en nombre de Volkswagen.

Y a ti, ¿Qué te parece esta nueva imagen de Volkswagen?

Autor: Alexis Medina